Noticias/Actualidad

Queremos que las biólogas, microbiólogas y genetistas disfruten los años en la universidad


La llamaremos ‘Jennifer’. Es una de las integrantes de la Red de Mujeres de la FCB, cuyo lema es: “¡Acoso, ACUSA!”. Aquí podrás conocer a este grupo que busca apoyar a víctimas de acoso y erradicar todo tipo de violencia hacia la mujer.
  • alt text
  • alt text

No pasa de los 20 años, pero ya le ha tocado vivir una terrible situación de acoso. ‘Jennifer’ es una de las integrantes de la Red de Mujeres de la Facultad de Ciencias Biológicas (FCB) de San Marcos, grupo que tiene como lema: “¡Acoso, ACUSA!” y que el 8 de Marzo participó en la marcha #8M por el Día Internacional de la Mujer.

“Todo ocurrió porque en sus años en la universidad se sintió amenazada y sufrió acoso por parte de profesores y alumnos. Fue como un bullying. Ahora ella y algunas egresadas quieren dejar una huella en la Universidad, para que no se vuelvan a repetir esos casos, que las estudiantes que estamos en la facultad no pasen lo mismo, que disfrutemos de nuestra carrera, que seamos libres de expresar nuestra opinión, de vestir sin que nadie nos mire de una manera provocativa o nos falten el respeto", detalló.

Fue a través de un grupo que se llama Unión por la Biología, que en octubre del 2018 se creó esta Red, tras la denuncia de una estudiante de la facultad, que acusó a un alumno de Ingeniería Industrial de acoso cibernético e hizo notar la ineficiencia de la Universidad en estos temas.

“La Decana (Dra. Betty Millán) nos está apoyando bastante en ese aspecto, nos está brindando un psicólogo y las áreas de la facultad para que realicemos charlas sobre apoyo, relaciones tóxicas, acoso y experiencias de ese tipo antes y después de las clases”, precisó ‘Jennifer’.

¿Cuál es el objetivo de la Red?

Queremos que las biólogas, microbiólogas y genetistas se sientan libres, que disfruten los años en la universidad, que incentiven a que más mujeres ingresen a la carrera de ciencias y de que los agresores sean expulsados y sean públicamente expuestos, que no se le pierda credibilidad a la palabra de una mujer.

¿Cuántas denuncias han recopilado?

Tenemos como 15 casos de diferentes chicas. La idea es que cada base tenga una o dos delegadas según la escuela, a fin de poder conectarse con la red.

¿Cuáles son las acciones que tomarán dentro de la facultad?

Estamos pensando en crear una página de Facebook, poner un buzón en la facultad, en el edificio de laboratorios, para que las estudiantes puedan hacer sus denuncias de manera anónima y nosotros poder contactarlas. Gracias a que ahora contamos con un psicólogo, por el apoyo de la Decana, buscamos capacitarnos en cómo poder responderle a una víctima y darle nuestro apoyo de manera correcta.

¿Cuál es el protocolo que se sigue cuando hay una denuncia?

No está consolidado al momento, pero tenemos tres reglas: primero, le creemos a la víctima y le damos nuestro apoyo; segunda, recolectamos todas las pruebas y; tercero, acudimos al Consejo Estudiantil o a consejería de la facultad para que nos digan qué podemos hacer. Por último, le preguntamos a la víctima si quiere proceder con una demanda. Algunas no se quieren meter en problemas y dejan suelto al acosador. Sin embargo, otras quieren seguir el proceso. En este caso expondríamos al agresor en la página de la Red de Mujeres y a través de ello, que más mujeres que se hayan sentido acosadas por este sujeto, expongan sus experiencias para iniciar un proceso. Si lo hace con una, es posible que lo haga con más personas.

Tenemos pruebas de que hay grupos de WhatsApp y Facebook dentro de la facultad donde denigran a la mujer y a sus propias compañeras. Queremos erradicar eso por completo. También ha habido profesores que se han pasado con sus bromas o quizás se han dirigido de una manera malintencionada a sus alumnas. Queremos llevar una educación superior tranquila y disfrutar nuestra carrera.

¿Cuál es el número para conocer un poco más de esta Red?

Vamos a crear otra página, que todavía no está definida. Esta semana la vamos a organizar y tenemos que seguir protocolos como administradores, porque tenemos que comunicarle a la facultad lo que vamos a organizar y los proyectos por hacer. Hemos invitando a las chicas de la facultad a que se unan a un grupo cerrado de Facebook donde nos confesamos, contamos nuestros casos y todo ello.

Un mensaje final para las estudiantes de la FCB

Que se sientan libres, fuertes, que hay mujeres que están poniendo las manos al fuego por ellas, que de ahora en adelante nadie va a dudar de la capacidad de una mujer dentro del ámbito de la ciencia y que nadie va a dudar e interpretar en doble sentido si alguna gana algún premio o supera algún obstáculo dentro de la facultad sin que sea juzgada, que viva libre dentro de la facultad y en la carrera que le guste.