Noticias/Actualidad

Investigación busca caracterizar biosurfactante para tratar de remediar derrames de petróleo


La vicedecana académica de la FCB, Susana Gutiérrez, explicó los alcances de su proyecto de investigación para este 2020, derivado de un estudio iniciado hace quince años tras el derrame de petróleo en La Pampilla, cerca de Conchán.
  • alt text

Grupo de investigadores está abocado a aplicar la biotecnología para remediar ambientes impactados con hidrocarburos de petróleo. (Foto: Andina / Difusión)

    La vicedecana académica de la Facultad de Ciencias Biológicas (FCB), Susana Gutiérrez, explicó los alcances de su proyecto de investigación para este 2020, denominado: "Caracterización del biosurfactante ramnolipídico producido por la cepa nativa Pseudonomas aeruginosa 6K11 a partir de aceite de frituras como sustrato carbonado de bajo costo".

    Detalló que el estudio de este año es una derivación de otra investigación iniciada tras el derrame de crudo de petróleo en La Pampilla, cerca de Conchán, en 2005. Desde allí se empezó aislando bacterias para conocer su actividad sobre el crudo de petróleo y derivados.

    “Conseguimos 2500 y algo más de cepas o bacterias degradadoras que podían crecer con el petróleo. De ellas buscamos por referencia el género pseudomonas porque son muy versátiles, viven en agua, suelos, en la piel de las personas quemadas, etc. De esas pseudomonas, buscamos las que producen ramnolipídicos y es la especie que produce algo así como un musílago exterior de ramnolipídicos, que tienen uno o dos carbohidratos ramnosas y colas de ácidos grasos, y eso es lo que le da esa capacidad. La parte del carbohidrato va a tener contacto con el agua y la parte del ácido grado es lo que va a estar al interior y va a interactuar con la grasa del petróleo", explicó.

    En una entrevista virtual, refirió que la utilidad es incrementar la actividad degradativa de las bacterias en los derrames de petróleo y producir el ramnolipídico utilizando diversas fuentes, como aceite de pescado, de maíz, para freír papas, hamburguesas, pollo frito, etc.

    "A esos sustratos le agregamos algunas sales minerales sencillas y no muy caras, y con eso la bacteria logró producir hasta 56 gramos por litro de ramnolipídico. El rendimiento es realmente bastante alto. Hay otros países donde se ha conseguido producir hasta 60 gramos por litro. Nosotros no nos desanimamos porque el proceso tiene que ser optimizado", subrayó.

    La vicedana dejó en claro que ya se tiene un stock de ramnolipídicos producidos y caracterizados con una fuente de carbono. Ahora se investiga qué tipos de ramnolipídicos se producen con aceite usado, proveniente de frituras.

    Otra cualidad de los ramnolipídicos es que tienen capacidad de retener metales pesados y pueden usarse no solo en la remediación de ambientes contaminados con petróleo para acelerar la degradación, sino además captando metales pesados como el plomo y cadmio.

    Según la bióloga sanmarquina, existe un intento de trabajar paralelamente con la empresa privada y la universidad, lo cual beneficiaría mucho no solo a los centros de educación superior y al científico, sino también a la propia empresa, pues "le solucionaría sus problemas rápidamente".

    "Nuestro grupo está abocado a aplicar la biotecnología para remediar los ambientes impactados con hidrocarburos de petróleo y metales pesados como el plomo, mercurio, arsénico, etc. Tenemos conocimiento y la práctica para empezar a trabajar ese tipo de aspectos", sentenció.

    Además de la vicedecana, el grupo investigador está integrado por los docentes Fernando Merino Rafael y Miguel Ángel Talledo Rivera, así como el tesista de pregrado Pepe Obregón Maldonado (bachillerato) y los estudiantes Ingrid Alarcón Ancajima, Diego Ocán Torres y Roger Palomino Huarcaya.