Estudios de diversidad genética del aguaymanto nos dará ventaja competitiva en mercado internacional


La infraestructura, que cuenta con una inversión de 310 millones de soles, se construye por primera vez en la historia de Lima y se ejecutará en un plazo de 24 meses. Su capacidad de producción será de 400 litros por segundo, lo que ayudará a mejorar la calidad de vida de los residentes de escasos recursos, en los distritos de Punta Hermosa, Punta Negra, San Bartolo y Santa María del Mar.


Se detalló que el proyecto consiste en el diseño, financiamiento, construcción, operación y mantenimiento de dos plantas, una desalinizadora y otra de tratamiento de aguas residuales que contará con un caudal promedio de 180 litros por segundo. La disposición final del agua tratada se realizará a través de un emisario submarino de 780 metros de longitud.


Para la distribución del agua potable y la recolección de las aguas residuales se instalarán 260 kilómetros de tuberías (equivalente a la distancia entre Lima y Paracas) y que recorrerán los cuatro distritos. La planta de tratamiento de aguas residuales utilizará un sistema de desodorización empleando carbón activado granular, que absorberá en su superficie los contaminantes causantes de los malos olores para así evitar la incomodidad en los vecinos.


Sedapal explicó que mediante el proyecto Provisión de Servicios de Saneamiento para los Distritos del Sur (Provisur), la empresa asume un reto importante de alto desarrollo tecnológico de convertir el agua de mar en potable a través de los métodos de desalinización. “La desalinización y potabilización de las aguas del océano Pacífico será una experiencia extraordinaria considerando que Lima es la ciudad más grande del mundo en medio de un desierto, por lo que crear una nueva fuente de agua es una gran oportunidad”, señaló la entidad.



  • alt text