Docente de la FCB investiga mutaciones del virus de la Hepatitis B para hallar nuevas formar de combatirla


  • alt text


El Dr. Enrique Mamani Zapana es docente de la Facultad de Ciencias Biológicas (FCB) de la UNMSM, pertenece al Departamento Académico de Microbiología y Parasitología; y estudió por quince años el virus del Dengue con un alto grado de éxito. Él, incluso, recibió el reconocimiento ministerial por su colaboración en el desarrollo del sistema de diagnóstico ELISA Tariki dengue IgM.


Esa es la breve descripción de este docente universitario que desde hace ya algún tiempo se ha propuesto un nuevo reto: la Hepatitis B. Esto mediante el proyecto de Detección de Mutaciones Puntuales en el Virus del Hepatitis B en pacientes con infección crónica.


«Si bien existe una vacuna y un programa de inmunización contra hepatitis B en el país, todavía existen casos de pacientes infectados que se encuentran en zonas de la Selva, en comunidades nativas, en algunas zonas de lugares como Huanta o Ayacucho, y también, incluso, en población de ciudad», señala el doctor Mamani.


¿Por qué la hepatitis B?


La Hepatitis B es una de las enfermedades que presenta mayores casos en el mundo: son aproximadamente 250 millones las personas afectadas por este virus mortal, a pesar de que desde 1969 se formuló la primera vacuna contra este mal.


En el Perú, según cifras reportadas por el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades, al año se reportan alrededor de 1500 infectados, siendo la zona de la Sierra Central el lugar donde se halla más casos.


Situación de la investigación


Para llevar a cabo este proyecto el Dr. Mamani confiesa que deben superarse ciertas barreras. ¿Qué barreras son estas? Pues de la eterna dificultad de los proyectos de investigación en el país: la limitación de recursos.


«Uno de los temas que hemos visto y yo creo que debe ser un común denominador en muchos investigadores es el tema presupuestal. Los presupuestos que nos da la universidad son presupuestos insuficientes para poder abarcar una investigación de alto impacto en el país», señala.


Aun así, el Dr. Mamani permanece optimista con el proyecto y continúa trabajando en él con muestras simbólicas que le sirvan para obtener resultados, los cuales puedan interesar al resto de la comunidad y atraer inversión.


«Yo creo que en función de los resultados que podamos demostrar, por ejemplo cambios mutacionales en este virus, generan persistencia viral en los pacientes y deterioro del hígado, lo que conlleva a la afectación de todo el tema del estado de salud. Demostrar ello implica que podamos obtener evidencias para que se generen fondos y se dé luego importancia al caso», explica el doctor.