OCAA-Ciencias Biológicas

“Quiero regresar a Harvard y llevar a cabo un proyecto científico”


Cecilia considera que su experiencia en Harvard le ha servido para fortalecer su liderazgo, el amor por la investigación y el desarrollo de soluciones para el mundo.

Cecilia Pajuelo en Harvard



Cecilia Pajuelo había estado esperando la oportunidad de acceder a la beca desde el año pasado, cuando aún no terminaba el 3er. ciclo de la carrera de Genética y Biotecnología. Así que una vez terminado el ciclo con una de las más altas calificaciones de su escuela, estuvo –otra vez- esperando con ansias, alguna comunicación oficial, pero nada. Fueron varios meses de angustia hasta que al fin recibió el correo electrónico de invitación para participar del programa de dos semanas en la Universidad de Harvard. La emoción no cabía en ella.

Cecilia nos cuenta que al principio quiso mantener la noticia de manera reservada porque aun le parecía solo “una posibilidad”, mas no una notica confirmada y de esta manera se lo comunicó a su madre. Sin embargo, esta última, cargada de felicidad y orgullo, no pudo evitar difundir la información a familiares y conocidos a través de las redes sociales. Desde ahí, Cecilia empezó a recibir felicitaciones de muchas personas. “De pronto, aparecían familiares que no conozco y me felicitaban”, nos cuenta Cecilia entre risas.

Extraordinaria experiencia estudiantil


Una vez en Harvard, Cecilia se sintió muy emocionada y admirada por la forma del campus universitario. “Es como una ciudad dentro de otra ciudad”, nos cuenta en relación a la falta de puertas de ingreso y de salida de esta universidad, lo cual difiere mucho a la estructura de San Marcos. Cecilia también se sorprendió por el tipo de enseñanza. Durante toda la experiencia, les facilitaron recursos para la traducción simultánea de las clases y fomentaron la integración de los estudiantes.

Junto a la delegación sanmarquina, Cecilia recorrió el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en donde más que clases, fueron reuniones grupales donde se debatían diversos temas dentro de unas aulas edificadasespecialmente para fomentar la participación de los estudiantes:
“Eran salones circulares rodeados con paneles donde se realizaban las proyecciones de las diapositivas. Los estudiantes estábamos sentados en medio del aula con la posibilidad de mirarnos entre nosotros y al mismo tiempo poder observar las proyecciones desde cualquier ángulo. El profesor facilitaba la participación de todos y la resolución de un problema de manera grupal.” nos comenta.

San Marcos en Harvard

Proyecto sanmarquino para el mundo


Uno de los retos durante el programa fue desarrollar un proyecto de desarrollo sostenible con compañeros de la delegación sanmarquina de diversas especialidades como toxicología, radiología o nutrición. Con ellos, Cecilia pudo realizarun proyecto que consistió en un sistema de filtros para separar el plomo del agua, pensado en su uso en las comunidades con alto nivel de contaminación, como la ciudad de La Oroya, en el departamento de Junín.

Realizaron el prototipo (maqueta) con cartulina, en la cual explicaron cómo se puede realizar esta maquinaria con botellas y tuberías para beneficiar a muchas personas con agua libre de contaminación.

Sueños científicos


Cecilia considera que su experiencia en Harvard le ha servido para fortalecer su liderazgo, el amor por la investigación y el desarrollo de soluciones para el mundo. Por eso considera que el proyecto que desarrollaron no debería quedarse ahí, sino que podría hacerse realidad. “Necesitaríamos financiamiento para empezar a construir los equipos y hacer varias pruebas para ir mejorándolo”, sostiene.

Finalmente, Cecilia considera que hay muchas cosas por hacer a nivel científico y le encantaría poder volver a Harvard. “Lo que me faltó por conocer fue el Instituto de Células Madres, pero ya regresaré algún día para visitarlo”, afirma.

¡No dudamos de que así será, Cecilia!

Cecilia Pajuelo en Harvard